martes, 29 de enero de 2013

Ley muerta, para el Estado

El 25 de septiembre fue publicada en el Registro Oficial No. 796, la nueva Ley Orgánica de Discapacidades, que pongo a disposición de ustedes aquí: http://dl.dropbox.com/u/19740326/LEYORGANICADEDISCAPACIDADES.pdf

En esta ley, se establecen los múltiples derechos que el Estado Ecuatoriano garantiza a las personas con discapacidades físicas de distinto nivel y tipo.

El artículo 79, del numeral 1 al 5, establece subsidios o descuentos en los costos de los diferentes servicios básicos (y hasta internet de banda ancha), que empresas públicas y privadas deben brindar a los "beneficiarios" de esta ley. El artículo 75, cubre descuentos en el pago de impuestos prediales.

Han pasado 4 meses y ninguna entidad pública está enterada de esta ley ni en hacerla cumplir. Algunos casos son patéticos, como es la CNT (ex Pacifictel) y la forma con la que un supervisor y su empleada trataron a mi madre, por tratar de entregar una carta donde solicito se realice la aplicación de la ley. No quisieron ni recibir la carta, y luego de menospreciar y decir que ellos "no tienen conocimiento", y de tanto insistir se la recibirían pero le pondrían un sello de que NO LE DARÍAN TRÁMITE alguno, en otras palabras iría a la basura.

Mismo problema he tenido, en mayor o menor grado, en la empresa eléctrica CNEL, donde también para recibir 2 cartas (una en noviembre del año pasado y otra en enero del presente) ponen mala cara, y aún no recibo respuesta alguna; y en la empresa de agua AMAGUA, donde aún tengo que entregar documentación y ver si el trámite prospera.

Yo no soy defensor de subsidios, es más, si derogan estos artículos, no pienso protestarle a nadie, yo protesto es el principio, si crean ley de ayuda a personas, pues lo que menos debería preocuparse el propio estado ecuatoriano, es de que sus entidades la cumplan (por supuesto esto es una idea ilusa, sabiendo que el propio Presidente y sus asesores violan leyes e incumplen la constitución sin consecuencia alguna). ¿Qué esperanza tengo yo de que respeten los demás artículos que constan en esta ley? ¿De qué sirvió ponernos una etiqueta, carnetizar y segregar a quienes somos diferentes?

Por ahora, voy a dejar sentada mi denuncia en la Defensoría del Pueblo. Existe total desconocimiento acerca de esta ley y creo que es necesario las personas que se beneficien de esta, la conozcan. Sólo así, podrán reclamar sus derechos.

En otra entrega de mi blog, trataré sobre el artículo de esta misma ley, que habla sobre las importaciones de vehículos especiales.